Lunes, 17 / Ene / 2022

Ultima actualizacionLun, 03 Ene 2022 9pm

Diseñado por Pyndoo

Usted está aquí: Opinión El pancatalanismo mete sus manos sucias en las Fallas, el Valencia y el Levante

El pancatalanismo mete sus manos sucias en las Fallas, el Valencia y el Levante

Era cuestión de tiempo. La jugada del pancatalanismo, tanto en Cataluña como en la Comunidad Valenciana y Baleares, sigue el plan programado por Pujol y los suyos hace ya muchos lustros: 

adueñarse de la educación para manipular la historia, creación de asociaciones sin parar que crecerán conforme empiecen a salir los primeros adoctrinados de colegios y universidades y el último paso que, es en realidad, el paso más necesario para los capitanes de tan infame aventura, chupar y seguir manipulando desde las instituciones y los medios de incomunicación. Esa es la mezcla que ha llevado al pancatalanismo a manipular como una marioneta al Gobierno de España y a crecerse en los últimos meses tanto en la Comunidad Valenciana como en las Islas Baleares hasta límites insospechados con la complicidad de Madrid.

Dentro de ese plan basado en mentiras históricas y manipulaciones lingüísticas había dos escollos en Valencia en los que, hasta ahora, el pancatalanismo no se había atrevido o no había podido meter la patita, las Fallas y el futbol. Pero parece que ya ha llegado el momento.

Dentro de ese plan hemos observado en los últimos tiempos como han perdido el miedo o la vergüenza y se han metido de lleno en las entrañas del mundo fallero y como, poco a poco, con el apoyo de instituciones como el pancatalanizado Ayuntamiento de Valencia y benefactores sospechosos, y rellenándose de todo ese material humano adoctrinado e ignorante cosechado en las últimas décadas, empiezan a provocar que el mundo de las fallas se catalanice. Si no escribes en mi valenciano catalanizado no te doy subvención o cualquier otra perrería que roza la prevaricación sino el racismo, como hemos visto en Cataluña en numerosas ocasiones. El maltrato a Lo Rat Penat o la última y que se ha convertido en viral, provocando el malestar de miles de valencianos, ha sido el saluda de la Fallera Mayor de Valencia, en un desubicado catalán con palabras ajenas a la lengua valenciana y procedentes del catalán de laboratorio, como “gaudeix” o “aquest”, sin olvidar, por muy extendido que sea su uso, el ridículo “amb”. Querida Consuelo o te adoctrinaron desde pequeñita o te han engañado pero aún estás a tiempo de rectificar. Si quieres, claro. Allá tú.

Si a las fallas las están empujando al abismo de renunciar a su origen a base de chantajes económicos e imposiciones administrativas del pancatalanismo más rancio, no está mucho mejor el movimiento del pancatalanismo en un mundo en el que, hasta ahora, no se les podía ni ver de cerca, las gradas del Valencia CF y del Levante UD.

La catalanista, que no valencianista, “Colla Blanc-i-negra” y la pancatalanista “Penya Tótil” del Levante han llegado para meter el catalanismo en el futbol valenciano.

Hasta ahora no se atrevían con las fallas, las criticaban, las odiaban por representar lo valenciano. Han cambiado de guión. Ahora las quieren pero las quieren catalanizadas. Seguramente en su programa está que las fallas pasen a ser “fallas catalanas” y aparezcan, como tantas otras burradas, en la página web del alma máter del catalanismo valenciano, la Generalitat de Cataluña.

Con el futbol pasaba lo mismo. Los Yomus tenían mucho más clara la historia y la verdad que estos catalanistas de baja estopa por ello empezaron a sacar la cabecita de sus agujeros cuando los Yomus empezaron a tener problemas con la extraña directiva del Valencia CF. Había llegado el momento. Esos adoctrinados en la mentira empezaban su momento de gloria, tantos lustros anhelado, el Valencia empezaba a ponerse a su alcance machacando a los Yomus a las primeras de cambio con el consabido “fachas” en la primera línea de sus tuits y discusiones cibernéticas. Nunca en persona porque no tienen ni argumentos ni valor para afrontar sus mentiras. El machaque a los Yomus tuvo su efecto. Se crecieron y las consecuencias de aquellos polvos hediondos son estos lodos insufribles. El pancatalanismo instalado en el mundo del Valencia, de la Agrupación de Peñas, en la grada de Mestalla,…

Increíble. Solo cuando el Valencia juegue con el Barcelona dejarán de tener el corazón dividido y apoyarán, evidentemente, a sus creadores, su Barça, el de Pujol y compañía como buenos peones en la distancia, comprados, ignorantes o dependientes de instituciones catalanizadas de alguna manera. No hay más tu tía.

Y la grada del Levante más de lo mismo. Allí hace años que algunos ignorantes ya se metieron con sus banderas de Aragón al hombro. Pero no les hacían ni caso, eran los tontos del campo, como quien ve visitar el Nou Estadi a cualquier afición foránea y extraña. Ahora tienen nombre y apellidos, “Tótil”, y una misión clara, pancatalanizar el Levante UD.

Ese es el nuevo movimiento del pancatalanismo en la Comunidad Valenciana, catalanizar las fallas, el Valencia CF y el Levante UD. O Valencia despierta o toda su historia y su futuro será, como quieren del Ebro hacia el norte desde siempre y algunos ignorantes vendidos del Ebro hacia el sur, parte de ese catalanismo inventado que tanto daño ha hecho desde que salió del laboratorio.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar