Jueves, 27 / Nov / 2020

Ultima actualizacionJue, 26 Nov 2020 9pm

Diseñado por Pyndoo

Usted está aquí: Deportes Baloncesto Valencia Basket, a por su mejor inicio histórico en la Euroliga ante el Maccabi Playtika Tel Aviv

Valencia Basket, a por su mejor inicio histórico en la Euroliga ante el Maccabi Playtika Tel Aviv

Valencia Basket regresa a la Fonteta para repetir compromiso en la Turkish Airlines EuroLeague tres días después de su triunfo ante el Panathinaikos OPAP Athens, en este caso para recibir al Maccabi Playtika Tel Aviv (viernes 20, 21:00h, Fonteta, DAZN) en un encuentro correspondiente a la décima jornada de la máxima competición continental. 

El equipo taronja ya ha igualado su mejor inicio histórico en la Euroliga pero tiene la oportunidad de conseguir por primera vez seis triunfos en sus primeros nueve partidos en este torneo. El técnico Jaume Ponsarnau recupera la participación de Sam Van Rossom, que se perdió el partido del martes por molestias en la rodilla izquierda, pero mantiene como lesionados de larga duración a Joan Sastre y Vanja Marinkovic. Valencia Basket tratará de equilibrar su balance particular ante un rival al que ganó solo en una de sus tres visitas anteriores a la Fonteta.  El conjunto valenciano comienza esta décima jornada en la quinta posición de la Turkish Airlines EuroLeague con un 5-3 en la clasificación.

El Maccabi Playtika Tel Aviv llega a la Fonteta tras caer ayer en la pista del Real Madrid por 79-63 en su partido de la novena jornada, aunque en la anterior se impuso con rotundidad al Zalgiris por 85-57. Con el liderazgo del base Scottie Wilbekin y la llegada del pívot Ante Zizic, el cuadro israelí sigue dando pasos adelante para intentar seguir escalando en una clasificación en la que actualmente ocupan la 14ª posición con un 3-6 en su casillero. Aunque Omri Casspi, John DiBartolomeo y Yovel Zoosman están en la recta final de sus respectivas recuperaciones y han viajado con el equipo a la gira española, no está previsto que participen en el encuentro de mañana. El que sí está pudiendo jugar, con una máscara protectora, es el pívot Othello Hunter.

El entrenador de Valencia Basket señalaba en la previa que el Maccabi “es un equipo con mucho físico y mucha táctica, el equipo con un equilibrio más alto en estas dos facetas. Intentan mantener la inercia de la temporada pasada y aún no han conseguido su punto óptimo defensivo. La pasada temporada fueron el mejor equipo de la Euroliga en esa faceta, y ahora con los cambios e incorporaciones todavía no lo son pero van camino de serlo. Para nosotros son un rival muy complejo, con virtudes difíciles de defender para nosotros y también de atacar. En este planteamiento vamos a intentar que el equipo encuentre el pase, que va a ser muy importante y con las ventajas que vayan apareciendo no volvernos locos en buscarlas porque entonces te olvidas de jugar. Que encontremos nuestro juego es muy importante. Y en defensa máxima exigencia”.

Por su parte, el pívot Bojan Dubljevic comentaba que “esperamos un partido muy duro porque ellos son un gran equipo, con mucha historia y grandes jugadores. Pero jugamos en nuestra casa, nos vamos a preparar para ellos y ver si podemos seguir ganando en la Euroliga”.

De cara a este encuentro, el entrenador Jaume Ponsarnau sigue recuperando efectivos. El base belga Sam Van Rossom, que se perdió el encuentro del martes ante el Panathinaikos OPAP Athens por unas molestias en la rodilla izquierda, ya ha vuelto a los entrenamientos con normalidad y estará a disposición del técnico mañana. El ala-pívot Louis Labeyrie perdió el entrenamiento del jueves por una migraña, pero no peligra su participación en el encuentro ante los israelíes. En la enfermería taronja se mantienen los dos lesionados de larga duración: Vanja Marinkovic (luxación aguda de hombro con una desinserción del tendón del bíceps asociada) y Joan Sastre (que sigue con la recuperación de la rotura parcial en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha que se hizo el pasado 1 de octubre).

Con su partido en la Fonteta ante el Zenit St. Petersburg aplazado para el 8 de diciembre y un 5-3 en su casillero, el equipo taronja tiene en este encuentro la posibilidad de conseguir por primera vez seis triunfos en sus primeros nueve partidos en la máxima competición continental. Los hombres de Jaume Ponsarnau ya han igualado las cinco victorias en sus primeros ocho partidos en este torneo conseguidas en la primera participación taronja en esta competición, en la temporada 2003-04. Y ante el conjunto macabeo tiene la opción de marcar un nuevo mejor registro al llegar al final del primer cuarto de esta edición de la Turkish Airlines EuroLeague.

La del viernes será la cuarta ocasión en la que el Maccabi visite la Fonteta para un partido de Euroliga. En los dos precedentes previos, un triunfo se quedó en casa y dos de ellos volaron a Israel. En el primer caso el triunfo fue para el conjunto visitante, en un partido de la primera jornada del Top16 de la Euroliga 2003-04 que terminó con triunfo amarillo por 74-89. Los 23 puntos de Anthony Parker y los 14 de Jasikevicius pesaron más que los 20 de Pack y los 15 de Kammerichs. El segundo enfrentamiento es el único que finalizó con triunfo local y llegó en la última jornada de la fase regular de la Euroliga 2017-18 con un marcador de 87-84. El precedente más cercano corresponde a la pasada campaña y tras un partido igualado, la victoria fue para los macabeos por 82-85. Los 19 puntos de Dubljevic no pudo neutralizar a la dupla Wilbekin-Dorsey, que remontaron el partido con 39 puntos y 10 triples entre los dos.

Valencia Basket se enfrenta el viernes a un rival que lidera la competición en uno de los aspectos fundamentales, ya que es el equipo que más rebotes defensivos captura (25,56). Sin embargo, ambos equipos conceden exactamente la misma cantidad de rebotes ofensivos (9,63) por encuentro. El cuadro taronja es algo mejor en ataque (81,63 para ser el tercer equipo que más anota por 78,56 del rival) y la cosa está muy equilibrada en lo referente a puntos recibidos (78,67 de los israelíes por 78,88 de los valencianos). Una igualdad que se mantiene en que son dos de los equipos que más anotan en juego. Valencia Basket es el tercero que más canastas de dos convierte (20,5) y el cuarto que más triples anota (9,25) mientras que Maccabi es quinto en las dos categorías (20,22 y 9 respectivamente). La diferencia fundamental está en la diferencia de eficacia dentro del arco, donde el cuadro taronja es el segundo en eficacia en el tiro de dos (57,95%). Valencia Basket es el segundo más valorado (93,75), segundo en asistencias (20,38), el cuarto que menos balones pierde (11,88) y el mejor del torneo en la comparativa asistencias-pérdidas (171,58%). Por su parte, el Maccabi Playtika Tel Aviv es segundo en rebotes totales (36,22) y tercero en robos (7,22).

El juego del conjunto macabeo sigue dirigido por las manos de Scottie Wilbekin, que llega a la Fonteta como el tercer máximo anotador de la Euroliga con 16,78 puntos por encuentro, siendo el segundo jugador que más triples mete (2,89) con un porcentaje del 32,9%. A estas cifras ofensivas les añade 2,7 rebotes, 3,8 asistencias, 1,2 robos y 4,6 faltas recibidas para un total de 15,9 créditos para ser el undécimo jugador más valorado de la competición. El base norteamericano ha encontrado en una de las incorporaciones de este verano, la del pívot croata Ante Zizic, un complemento ideal para formar una de las parejas más productivas en este inicio de competición. Zizic acredita 11 puntos siendo el sexto jugador que más canastas de dos convierte (4,78), es tercero tanto en rebotes totales (6,89) como en rebotes ofensivos (2,89), cierra el Top-10 en tapones y llega hasta los 13,9 créditos por encuentro.

Junto a estos dos jugadores, solo el ala-pívot Angelo Caloiaro (7,6 puntos y 3,9 rebotes para 10,7 créditos) ha sido titular indiscutible y está por encima de la decena en valoración. En el quinteto tipo, Elijah Bryant (9,6 puntos, 3,7 rebotes y 2,2 asistencias) sería el escolta habitual mientras que el puesto de alero titular ha estado muy repartido en este comienzo por las lesiones, con Blayzer (3,1 puntos y 1,9 rebotes) y Cohen como opciones más naturales o Dragan Bender (4 puntos y 2,8 rebotes) saliendo de inicio al cuatro para convertir a Caloiaro en alero. En cualquier caso, desde el banquillo destaca especialmente la aportación de dos jugadores exteriores como Tyler Dorsey (11,1 puntos y 3,1 rebotes) y Chris Jones (8,2 puntos y 3,1 asistencias) y de un interior como Othello Hunter (6,9 puntos y 5,3 rebotes), con un rol menos significativo en Euroliga para los jóvenes jugadores nacionales.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar